Inicio Destacadas GUSTAVO MELELLA : RESPUESTA A “BEATRIZ SARLO”

GUSTAVO MELELLA : RESPUESTA A “BEATRIZ SARLO”

No es sorprendente que personajes mediáticos como la Sra. Beatriz Sarlo hagan comentarios con el único objeto de generar discordia y, de esa manera, lograr obtener algunos minutos en las pantallas o en las tapas de algunos periódicos.
Lamentablemente en este caso, así como lo hiciera en 2012 acompañando con su firma en una carta de pseudointelectuales, ha avanzado en un camino que no se puede tolerar. Sus dichos no solo ofenden la memoria de aquellos que ofrendaron su vida en defensa de nuestro territorio, sino de la de sus familiares y de aquellos que hoy llevan sobre sus cuerpos y sus mentes las marcas de ese sacrificio.
Asimismo, desconoce una parte integral de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur que tengo el honor y el privilegio de gobernar y como su Gobernador no puedo tolerar esta falta de respeto hacia el pueblo argentino en general y hacia los fueguinos en particular.
Respecto a sus comentarios, cargados de profunda ignorancia, no solo de la historia de nuestro país y de la región en su conjunto, sino también de conceptos básicos, merecen algunas aclaraciones. No es cierto, como dice esta Sra. “ensayista” que las islas “aparentemente, fueron de la Argentina en la década del 30 del siglo XIX”. Las Islas son parte del territorio nacional desde el 25 de mayo de 1810 por un principio general del derecho internacional ampliamente reconocido por el cual el territorio que pertenecía a la antigua unidad administrativa colonial pasa al nuevo Estado independiente.
Todos los Estados latinoamericanos, luego los africanos y más tarde aquellos producto de los desmembramientos de Estados federales, basan su soberanía en este titulo jurídico; algo que esta Señora, haciendo gala de su ignorancia supina, parece desconocer.
Desde el momento mismo de la Revolución de Mayo la Argentina realizó actos de soberanía sobre y respecto a las Islas Malvinas.
En 1820 la Argentina toma posesión formal de las Islas ejerciendo el titulo que había heredado de España en 1810 y durante 13 años ejerció la soberanía sobre las Islas de forma pacífica, pública, indiscutida e ininterrumpida.
La Sra. parece olvidar que los deseos de los habitantes de las Islas son irrelevantes respecto a la disputa de soberanía. Su llegada a las islas fue producto de un acto de usurpación, violento y contrario al derecho internacional. Su mantenimiento en las Islas es producto de un control demográfico totalmente artificial y a solo efectos del mantenimiento de los últimos resabios coloniales de un imperio en decadencia.
Parece olvidar esta Sra. que cuando el Reino Unido invade y toma por la fuerza las Islas en 1833 procede a expulsar al pueblo que se encontraba viviendo pacíficamente en ellas, es decir al pueblo argentino, quebrantando la integridad territorial de la joven Nación.
A su vez, la Argentina jamás consintió tal acto violatorio de su soberanía y del derecho internacional en general, sino que desde el mismo momento de la usurpación británica ha protestado y buscado por todos los medios pacíficos solucionar la disputa de soberanía y recuperar el ejercicio efectivo de su soberanía sobre nuestros territorios.
Por otro lado, nuevamente haciendo gala de su ignorancia, ya no histórica ni jurídica, sino cívica, la Sra. Sarlo parece olvidarse del artículo 35 de nuestra Constitución Nacional cuando sostiene, como argumento, que en ese momento “la Argentina aún no se llamaba Argentina”. Cabe recordarle lo que dice nuestra Carta Magna al respecto: “Las denominaciones adoptadas sucesivamente desde 1810 hasta el presente, a saber: Provincias Unidas del Río de la Plata, República Argentina, Confederación Argentina, serán en adelante nombres oficiales (…)”
Finalmente, quizás la Sra. Sarlo debió viajar no solo a nuestras Islas Malvinas, sino también a nuestra Patagonia continental para corroborar que el paisaje, el terreno, el clima, la fauna y la flora de nuestras Islas son exactamente las mismas que las de nuestra querida Patagonia. Algo irrelevante, pero no menos cierto.
Como Gobernador de la Provincia a la cual las Islas pertenecen jurisdiccionalmente expreso mi máximo repudio a los dichos de la Sra. Sarlo y la invito a nuestra Provincia para que pueda interiorizarse y aprender sobre la historia de las Islas y sobre nuestros derechos indiscutidos sobre ellas. Claramente la Sra. Sarlo desconoce todos estos elementos, y como dijo San Agustín, “no se puede amar lo que no se conoce”.
Artículo anterior*EDUCACIÓN BRINDARÁ EL SERVICIO DE TRANSPORTE ESCOLAR PARA NIÑOS Y NIÑAS DE LA CIUDAD DE TOLHUIN*
Artículo siguiente*GOBIERNO LLEVA LA CONEXIÓN DOMICILIARIA DE GAS NATURAL A MÁS DE MIL HOGARES DE LA PROVINCIA*